CIRUGÍA DE GLAUCOMA

Dr. Edgar Solano Tego

cirugía de catarata

cirugía lasik

cirugía de glaucoma

blefaroplastía

Cirugía de vista cansada

La intervención quirúrgica se plantea cuando el paciente presenta intolerancia al tratamiento médico o éste resulta insuficiente para evitar la progresión del glaucoma. El procedimiento más utilizado se denomina trabeculectomía, que puede ser perforante o no. Esta operación consiste en buscar una nueva salida de humor acuoso del ojo hacia el exterior. Su plan de tratamiento dependerá del tipo de glaucoma que tenga, cuánto haya avanzado y su salud en general.

Procedimiento

Los médicos generalmente recomiendan la cirugía láser antes que la microcirugía filtrante, a menos que la presión del ojo sea muy elevada o que el nervio óptico esté gravemente dañado. Durante la cirugía láser, se usa un haz de luz focalizado para producir una quemadura o abertura muy pequeña en la red trabecular del ojo (el sistema de drenaje del ojo). Esto ayuda a aumentar el flujo de líquido fuera del ojo.

Por el contrario, la cirugía convencional (microcirugía filtrante) comprende la generación de un orificio de drenaje mediante el uso de un instrumento quirúrgico. Esta nueva abertura permite que el líquido intraocular eluda los canales de drenaje obstruidos y fluya por este nuevo canal artificial de drenaje.

Cuidados

Inmediatamente después de la cirugía el ojo luce inflamado y enrojecido, también aumentará el lagrimeo. Después de la operación de glaucoma el paciente no tiene que guardar reposo, pero es indispensable que evite cualquier contacto con el agua con el ojo operado y que no conduzca, no lea, no se recline y no levante objetos pesados. Por lo general, pasadas dos semanas la persona puede volver a hacer su vida con normalidad. Asimismo, resulta fundamental seguir al pie de la letra las instrucciones médicas y la aplicación de medicamentos recetados.

Recibe la mejor atención médica con nuestros procedimientos,
agenda tu cita de valoración.