GLAUCOMA

Dr. Edgar Solano Tego

RETINOPATÍA DIABÉTICA

cataratas

glaucoma

Errores de refracción

Pterigión

Es un grupo de afecciones oculares que pueden dañar al nervio óptico. El nervio óptico es el encargado de enviar la información visual del ojo al cerebro y es vital para tener una buena visión. El glaucoma es una enfermedad importante ya que es frecuente y potencialmente grave. Aproximadamente entre un 1,5 % y un 2 % de la población de más de 40 años la padece y aumenta su incidencia a medida que aumenta la edad. Se trata de la segunda causa de ceguera en nuestro entorno. Sin embargo, dicha ceguera podría evitarse diagnosticando y tratando la enfermedad de manera adecuada.

Causas

El glaucoma se desarrolla cuando el nervio óptico se daña. A medida que este nervio se deteriora progresivamente, aparecen puntos ciegos en la visión. La parte frontal del ojo está llena de un líquido claro llamado humor acuoso. Este líquido se produce en una zona por detrás de la parte coloreada del ojo (el iris). Este líquido sale del ojo a través de canales donde el iris y la córnea se encuentran. Esta zona se denomina ángulo de la cámara anterior o simplemente ángulo. La córnea es la cubierta transparente en la parte frontal del ojo que está delante del iris, la pupila y el ángulo. Cualquier factor que retarde o bloquee el flujo de este líquido provocará acumulación de presión en el ojo.

Tipos
  • El glaucoma de ángulo abierto es el tipo más común de glaucoma. El aumento de la presión ocular ocurre lentamente con el tiempo. Usted no lo puede sentir. El incremento en la presión empuja sobre el nervio óptico. El daño a este nervio causa puntos de ceguera en su visión. Tiende a pasar de padres a hijos.
  • El glaucoma de ángulo cerrado ocurre cuando el líquido se bloquea súbitamente y no puede salir del ojo. Esto provoca una elevación rápida e intensa en la presión dentro del ojo. Las gotas para dilatar los ojos así como ciertos medicamentos pueden desencadenar un ataque agudo de glaucoma. El glaucoma de ángulo cerrado es una situación de emergencia.
  • El glaucoma secundario ocurre debido a una causa conocida. Tanto el glaucoma de ángulo abierto como de ángulo cerrado pueden ser secundarios cuando son causados por algo conocido. Las causas incluyen: medicamentos como los corticosteroides, enfermedades oculares, como la uveítis (una inflamación de la capa media del ojo), enfermedades como la diabetes, lesión ocular.
  • El glaucoma congénito ocurre en bebés. Con frecuencia es hereditario. Está presente al nacer. Se presenta cuando el ojo no se desarrolla normalmente.
Factores de riesgo

El glaucoma puede dañar la visión antes de que notes algún síntoma. Por ello, hay que tener en cuenta los siguientes factores de riesgo:

  • Presión interna alta en el ojo, también conocida como presión intraocular
  • Ser mayor de 55 años
  • Ser de raza negra, asiática o tener ascendencia hispana
  • Antecedentes familiares de glaucoma
  • Determinadas afecciones, como diabetes, migrañas, presión arterial alta y anemia de células falciformes
  • Córneas que son delgadas por la parte central
  • Miopía o hipermetropía extrema
  • Lesión ocular o determinados tipos de cirugía ocular
  • Administración de medicamentos con corticoides, sobre todo colirios, durante un tiempo prolongado

Monitorear constantemente tu visión puede evitar que tengas complicaciones, acude a consulta conmigo